martes, 9 de agosto de 2011

Aniversario del Natalicio de Otto Anchezar





Hace unas semanas el Gatonegro removió el avispero nacional e internacional con su “Carta abierta de Messi después de los silbidos”. Más allá de la confusión que se generó acerca de la autoría de la carta quedó en los diálogos y en los tinteros la discusión acerca de Messi, su talento y sus capacidades.

El asunto roza de cerca algo que hemos tratado aquí que es el tema del manejo de las capacidades, las virtudes y la santidad. Justamente tomé el ejemplo de un deportista, el gran Roger, para hacer una aproximación al problema de la santidad. Y también San Pablo toma la misma analogía al hablar del camino de la Fe.

Y aquí es donde no estoy de acuerdo con el Gatonegro. Al deportista se le pide y se le exige, en su carácter de deportista, que sea el mejor y que haga lo posible para ser el mejor. No estamos diciendo que sea santo ni que sea pecador si no es bueno en el deporte, simplemente usamos el deporte como una analogía de la santidad. Por ejemplo, David Nalbandian es, a mi juicio, el tenista que más talento tiene de nuestro país y podría ser el mejor (o estar entre los tres mejores) si se dedicara sólo al tenis. Sin embargo, no se dedica sólo al tenis (corre rally, sale con los amigos, se va de pesca, etc.) y quizás eso lo haga más santo aunque peor deportista.

Del deportista veo lo que hace como deportista y nada más. Maradona (quizás una de las personas de la actualidad que más de desagradan) era el mejor futbolista del mundo pero también, era el mejor deportista (hasta que comenzaron los asuntos de las drogas). Se entrenaba más que todos sus compañeros, llegaba antes y se retiraba después, en los descansos o en los hoteles miraba fútbol y estaba obsesionado con jugar para el equipo de su país. Messi (quizás también por vivir en un mundo más mediatizado y alborotado) tiene otras cosas además del fútbol y tiene también otras prioridades: juega a la play en lugar de mirar a sus rivales, elige jugadores o bocha a otros, no les gustan los goles de su equipo si no los hacen sus amigos (en los dos goles se queda parado sin festejar), etc. Entiéndase bien, a lo mejor estas cuestiones lo hacen mejor persona pero uno tiene todo el derecho del mundo a preferir, en el equipo de la selección, a otros jugadores o exigirle más. Y todo esto sin negar, en absoluto, que es el mejor jugador de la actualidad (aunque si me preguntan creo que el Barcelona es (en mayor medida) el Barcelona por la combinación Xavi/Iniesta en la mitad).

¿Y la santidad? La santidad es otra cosa. Parafraseando de nuevo a Borges en este tema (y ahora sí, dándole la derecha), admiro menos a quienes han hecho lindos goles, escrito grandes libros o compuesto grandes obras (muchos antiguos o modernos ignotos o gnotos así lo han hecho) que al que lucha día a día por ser un hombre de la Iglesia y un padre Católico en estos tiempos (sin negar que el gnoto o ignoto sea, además un gran hombre como Pablo, además de ser Pablo, fue mártir).

Por eso admiro más a Otto Anchezar que a Messi, a Maradona o a Borges. Porque es un padre que se despierta temprano para trabajar y vuelve cansado pero escribe magistralmente una sonrisa en los labios para sus hijos, porque se arroja a la Providencia y gambetea las necesidades con los cuatro niños que Dios le ha regalado, porque prioriza la salvación y bautiza a sus retoños a los pocos días de haber nacido, porque cuando la Iglesia lo llama (para campañas contra el aborto o lo que sea) es el primero en estar y trabajar, porque no conozco a nadie que le pida algo y encuentre obstáculos, porque es un gran Amigo, porque es un gran Padre y porque es un gran Hijo de la Santa Madre Iglesia.

El mundo sería igual sin la magia de Messi, las letras de Borges o las gambetas del Diego pero ni la Iglesia ni yo estaríamos igual sin Otto u otros Padres, amigos u hombres de Iglesia.

¡Brindo por el aniversario del natalicio de Otto Anchezar!

Natalio



martes, 21 de junio de 2011

El Oráculo habla de Dios







Estos tiempos siguen raros, siguen con millones de circunstancias y cosas que impiden el desarrollo normal del blog. La nostalgia bloggera se extiende también a charlas e intercambios “extra blog” que solían salpimentar las obligaciones diarias. En este sentido, siempre me quedó la idea, nunca realizada, de un encuentro “real” entre los amigos del blog, más allá de encuentros particulares.

Hoy vuelvo con una revelación y una invitación en ese sentido. Muchas veces se mencionó al Oráculo, fuente de sabiduría e inspiración en muchos de los temas que me interesan. Pues bien, el Oráculo se ofrece gentil, gratuita y abiertamente a dar un curso para los amigos del blog sobre el descubrimiento filosófico de Dios. El oráculo es (como alguno había adivinado) el Profesor Félix Adolfo Lamas.

La idea es que los interesados me notifiquen su interés vía mail (a nataliorz*gmail.com) y entre todos coordinemos estructura y horario (si es mensual, quincenal, semanal, etc.). Son 8 encuentros de 2 horas cada uno donde el único requisito es no faltar a ningún encuentro (porque pierde sentido la secuencia lógica).

Para mayores datos, les copio el programa:

EL DESCUBRIMIENTO FILOSÓFICO DE DIOS

LA TRADICIÓN ARISTOTÉLICA Y SUS VAIVENES HISTÓRICOS

I.- EL CUESTIONAMIENTO CONTEMPORÁNEO DE LA TEOLOGÍA ARISTOTÉLICA
1.- Una reseña histórica
2.- El cuestionamiento general de la Metafísica
3.- El cuestionamiento de la doctrina aristotélica acerca de Dios
4.- El Concilio Vaticano I, el Juramento Antimodernista y la Pascendi

II.- TRES MODOS DE ACCESO AL CONOCIMIENTO DE DIOS
1.- Experiencia social. Lenguaje y tradición
2.- La Revelación
3.- La demostración racional
3.1.- Las vías secundarias
3.2.- La demostración metafísica

III.- EL PLATONISMO
1.- La teología platónica
2.- Las aporías del platonismo y la ausencia de un discurso ontológico
3.- Las grandes tesis que Aristóteles acepta del platonismo
4.- Las necesarias correcciones que hizo Aristóteles

IV.- ELEMENTOS METAFÍSICOS CON LOS QUE ARISTÓTELES CONSTRUYE UNA DEMOSTRACIÓN DE QUE HAY UN DIOS, CREADOR DEL MUNDO
1.- La experiencia, el objeto adecuado del conocimiento humano y el conocimiento de Dios
2.- El binomio acto-potencia
3.- El binomio materia y forma
4.- Necesidad y contingencia
5.- La doctrina del movimiento y la estructura dinámica de la realidad mundanal
6.- La doctrina de las causas (y primacía de la causa final)
7.- La demostración física y la demostración metafísica
8.- El pensamiento como causa

V.- EL NEO PLATONISMO, SAN AGUSTÍN Y LA TRADICIÓN ÁRABE-CRISTIANA
1.- Caracterización del neo-platonismo
2.- San Agustín y el neo-platonismo
3.- El neo platonismo cristiano: Boecio, el Pseudo-Dionisio, el autor del Liber de Causis, y su proyección en el Medioevo cristiano
4.- El neo-platonismo árabe

VI.- LA DEMOSTRACIÓN DE QUE HAY UN DIOS CREADOR SEGÚN SANTO TOMÁS DE AQUINO
1.- El punto de partida: la no inmediatez del conocimiento de Dios
2.- Rastros de avicenismo en el De ente y esencia
3.- La prueba por la participación en el Contra Gentes
4.- Las cinco vías de la Suma Teológica y su prosapia aristotélica
5.- La continuidad de la tradición aristotélica en la Segunda Escolástica

VII.- EL CICLO HISTÓRICO DEL “ARGUMENTO ONTOLÓGICO”
1.- Su formulación en San Anselmo
2.- San Buenaventura y Duns Scoto
3.- El argumento ontológico en el racionalismo: Descartes y Leibniz
4.- El idealismo de Hegel
5.- El caso de Rosmini

VIII.- CONCLUSIÓN Y SÍNTESIS
1.- Aristóteles y el nacimiento del discurso ontológico
2.- Esquema de la demostración aristotélica de que hay un Dios y de que es creador del mundo
3.- El movimiento circular de la metafísica: de la ontología a la teología (primera navegación) y de la teología a la metafísica (segunda navegación)
4.- Respuesta a algunos problemas o enigmas aristotélicos:
a) El problema de la eternidad del mundo, de la materia y de las formas específicas
b) “La naturaleza no hace nada en vano”: ¿una tesis enigmática?

* * *

Cada unidad será desarrollada en dos horas (120 minutos), más media hora de diálogo.






viernes, 20 de mayo de 2011

ABC olvidado por laicos y sacerdotes



Ignis ardens publica un recordatorio del P. Guillermo Castillo Osb. sobre cuestiones básicas de liturgia y adoración muy olvidadas en el día a día.

Me parece que es fundamental repasarlas dado el fuerte respaldo documental que poseen.

Volveré...

La adoración en la santa Misa.



miércoles, 27 de abril de 2011

Encuentre al amigo







En los primeros planos del video aparece un amigo del blog y ocasional comentarista. ¡Find him!

Para quienes no lo puedan ubicar pueden disfrutar del video.

Para quienes lo conocen ¿no parece un infiltrado? Un grande.

¡Felices Pascuas de Resurrección!

Natalio

miércoles, 30 de marzo de 2011

¿Quién educa al educador?



Gran parte de mi vida doméstica se escapa en situaciones como la siguiente:


- María del Pilar, comé la comida.


La pelirroja arquea sus rojas cejas, me clava sus ojos azules y me dice:


- NO


Y así con todo, “a dormir” no, “al baño” no, “a cambiarse” no. La situación suele terminar de manera trágica con chirlo y derramamiento de lágrimas a mares. Pero a diferencia de su hermana la rebeldía no parece menguar en modo alguno. Su hermana, por ejemplo, cuando le daba por no comer, al primer chirlo abría la boca y deponía sus intenciones abstencionistas. La pelirroja es dura como una mula.


Esto me hace pensar a menudo sobre su educación. Evidentemente, la lucha que se plantea a diario es qué voluntad debe ganar, si la suya o la mía. Como padre educador intento que vea que no puede hacer primar siempre su voluntad, tiene que obedecer, tiene que encontrarse con los límites, pero… ¿cuál es el límite? ¿y si de tanto doblegar su voluntad se la termino quebrando?


Esto me plantea a menudo la cuestión general de la educación ¿en qué consiste? ¿cuáles son sus límites? Y lo mismo cuando lo traspolamos al plano religioso.


Yo tuve la Gracia de tener una madre educadora de educadores que no sólo sabe infinidad de cosas sino que ha escrito también bastante sobre la materia. Todo ello me hizo leer y pensar sobre muchos de estos asuntos. Y cuando uno la escucha todo parece bastante lógico: educar es educir la forma propia de la materia, es formar hábitos conforme a la naturaleza, etc.


Pero cuando el educador se acerca al educando el abismo se agiganta y la individualidad del alma muestra sus colores. El alma recibe de Dios mismo determinadas cualidades y especificidades que no se someten a un planteo general (Pili es así desde la panza donde todo era tranquilidad hasta que alguna postura de la madre la incomodaba y pateaba con una virulencia inusitada). Como dice el Salmo “Dios modela cada corazón”, lo trabaja con cuidado y lo termina de modo distinto. Entonces aparece una suerte de alarma que nos suena: o la educación es personal o no sirve…


Hay en la educación generalizada cierta tendencia a la uniformidad que parece chocar contra su misma esencia. Uno tiende a admirar los niños uniformados (no me refiero a la vestimenta, por supuesto) aunque en la misma uniformidad está la trampa. Pues en algunas cosas habrá que uniformarlos y en otra no pero ¿en cuáles sí y en cuáles no? Todas las cosas que pude leer o pensar sobre estos temas se hacen añicos en el ejercicio diario de mi paternidad.


Algo parecido parece surgir en el plano religioso. Muchas veces beatificamos y universalizamos “un camino” como “el camino”, la vía, la posta y, por el contrario, anatematizamos a determinada postura, camino, santo, beato o… y gastamos grandes cantidades de balas. En concreto hemos discutido en este blog sobre quienes son más voluntariosos y aquellos otros más espiritualosos, más cuadritos menos cuadritos, etc. Y me parece que, en definitva, muchas veces hay una pretensión de uniformar espiritualidades. Y no. Todos compartimos la naturaleza pero partimos de lugares muy distintos. De nuevo el salmo “Dios modeló CADA corazón” (y su consecuencia “y comprende sus acciones”). Y muchas veces por querer emparejar una espiritualidad la terminamos sacando de foco.


Lamento tocar temas tan profundos tan de corrido. Es lo único que puedo hacer en estos tiempos de carreras.


Natalio


Pd: En homenaje a mi indómita pelirroja vaya también una mención para la Liz que se marchó (aunque espero que a la mía le vaya bien distinto en la vida…..).




martes, 22 de febrero de 2011

La teología del 4

Quienes hemos tenido la suerte de compartir infinidad de momentos con el Oráculo aprendimos muchas cosas. Contra lo que muchos piensan o imaginan es una persona muy abierta que ha explorado sin temor (aunque con cautela) cuanta doctrina filosófica o teológica que se le ha puesto delante. En una de esas excursiones filosófico/teológicas recuerdo que se adentró (varias veces en realidad) en el mundo de los números y las numerologías (campo tan inmenso como rico y sinuoso aunque con muchas sorpresas en la ortodoxia…..).

De esas investigaciones (me está saliendo un relato al estilo Mastropiero) quiero recordar hoy una referida al número 4. Así como lo leen, lo ven o lo escuchan, se puso a investigar el número 4 y sus connotaciones en la filosofía y la teología. Pues resulta que es como si se hubieran abierto dos inmensas compuertas y todo un mundo nos fue puesto adelante. Connotaciones filosóficas y teológicas se desprendían a borbotones del, hasta ese momento insulso y anodino (en especial si lo comparábamos con números bíblicos como el 3 el 7, etc.), número 4.

Y así es como el 4 comenzó a aparecer en todos lados, desde las 4 estaciones a los 4 elementos a los 4 jinetes a los 4 extremos de la Cruz a…. Recuerdo que muchos años después un profesor extranjero venía a visitar al Oráculo y, siguiendo una tradición de aquellas épocas, salíamos a tomar unos whiskies por las noches. En una de esas charlas, en tono de confidencia me dijo: “estoy estudiando el 4 pero no le quiero decir al Óráculo porque me va a prender fuego”. Andá tranquilo le dije y pasaron días enteros hablando del 4. El 4 luego llevó a este amigo a Leibniz donde quedó atrapado en los números y la numerología (¡y tiene en carpeta un libro sobre el 4!).

Pero volvamos al Oráculo. En aquella investigación sobre el 4 se topó con la idea de que el 3 requiere o llama al 4. Y esta idea la miraba y la miraba con relación a la Santísima Trinidad. Y es así como un día empapeló su casa con dos poesías y una idea: La Trinidad llama y requiere a una cuarta persona que no es otra que la Hermosísima Virgen.

En estos días estuve de visita en la casa del Oráculo, y caminando por allí encontré unos trastos que todavía tenían pegadas, en hojas sucias y amarillas, estas dos poesías (confieso aquí que directamente me las afané) que me recordaron el asunto y las comparto:

Madre de Dios Hijo

Si el instrumento de mis labios templo
Para cantaros, Virgen especiosa,
Obra de Dios tan única y dichosa
Que sola vos de vos sois vivo ejemplo.

Enmudece la vos porque os contemplo
La madre de Dios Hijo, la hija hermosa
Del Padre, del Espíritu la esposa,
Y de los tres sagrario, claustro y templo.

Toda la Trinidad os perfecciona,
Tanto que, si en los tres caber pudiera,
Persona cuarta, universal persona,

Vuestra deidad cuarta persona fuera;
Mas si no os pudo hacer cuarta persona,
Después de Dios os hizo la primera.

Pedro Calderón de la Barca

La mejor madre

Virgen, pura azucena, lirio en valle,
Cándida y limpiamente concebida;
Virgen, donde se mide el sin medida,
Preciosa cinta a su divino talle.

Jardín, donde no hay flor que no se halle
De las virtudes de que estáis vestida;
Árbol, en cuya planta esclarecida
La sierpe antigua para siempre calle.

Si Dios se cifra en vos, ¿qué puede hallarse
Para excelencia vuestra, si ésta excede
Tanto, que a Dios no deja de alargarse?

Cuanto Él puede, y vos sois, aquí se quede;
Que como Dios no puede mejorarse,
Así de madre mejorar no puede.

Félix Lope de Vega y Carpio

No se quiere decir que la Trinidad sean cuatro ni que la Virgen es Dios ni nada parecido (aclaro porque siempre hay quien requiere aclaraciones del tipo), simplemente se trata de mostrar que el Pontífice (en el sentido de puente Dios-hombre como lo llama S. Agustín) entre la Divinidad y el hombre nos llega por la persona más cercana a la Trinidad que pueda imaginarse.

Y para quien tenga temores de idolatría por venerar de más a nuestra Hermosa Madre no olvide que San Pedro enseña (y hoy, en el día de su cátedra debemos escucharlo con más atención) que por la Gracia nos hacemos partícipes de la Naturaleza Divina. ¿Cuánto más participará de la naturaleza divina aquella de quien decimos que está llena (plena) de Gracia? ¿Qué temor puede haber en adorar al sagrario que contiene al mismo Dios? Y por eso me parece una hermosa práctica de corte mariano el adorar al santísimo no sólo cuando está expuesto sino también cuando se esconde en el sagrario (figura de la Virgen).

Natalio

Pd: en los judíos (y particularmente en la Cábala judía) los números cumplen un rol esencial donde cada letra del alfabeto tiene un valor numérico y la relación entre las palabras de la Biblia y las cosas (que, en cuanto materiales están “formadas” por números) explican la realidad de cualquier cosa a través de la Escritura (y así se obtienen fórmulas, explicaciones, remedios, etc.). Otro día volvemos sobre esto….


miércoles, 9 de febrero de 2011

Wanderer, Bouyer y los judíos


Febrero está terrible. Añoro tiempos pasados donde enero estaba todo quieto, febrero asomaba con una o dos cosas, marzo crecía un poquito y en abril se entraba en ritmo. Ahora desde enero que andamos corriendo.

Pero hay algo que me despierta de mi letargo bloggero y lo voy a expresar de corrido, sin mucho detenimiento ni mucha fundamentación. Simplemente quiero dejar una estaca para retomar muchos temas que quedan sueltos.

La ocasión fue la lectura de dos (y parece que viene un tercero) de los post de Wanderer (Protohistoria I y Protohistoria II) sobre la protohistoria en Bouyer. Tanto el tema como el personaje me resultan bastante inalcanzables. En cuanto al tema son esas cuestiones donde temo pifiarle porque me parece que de esos pifies no se vuelven. Por eso me ando con cautela. Como un niño ante una habitación oscura. De última la cuestión consiste ni más ni menos que en ser como niños. Pero de afuera la miro con mucho interés y curiosidad.

En cuanto al personaje…. es tan complicado… Son esos personajes conciliares que tienen lo que tiene el concilio. Para no hablar de buenos o malos digamos que tenemos…. no sé cómo calificarlos. Aunque muchos se alteren e inquieten por estiquetarlo en uno u otro lugar me parece que es un personaje demasiado complejo. En cualquier caso, Bouyer representa (como una figura entre otras) una de las puntas de lanza con relación al cambio de paradigma pretendido en muchos de los actores del Concilio en varios temas pero muy especialmente en la liturgia (aunque en otros temas hay que admitir que tampoco lo escucharon).

Bouyer es (uno de los) responsable (ideológico) de algunas cosas de las que hemos hablado y seguiremos hablando en este blog (su pasado y su lucha contra el barroquismo tuvieron mucho que ver en esto). En particular, dos puntos reflotan con bastante notoriedad:

- Uno es el cambio del ofertorio (sobre el cual discutimos con el Athos). El pasaje de la fórmula sacrificial a la fórmula de la liturgia judía. Este tema no es aislado ni muchísimo menos. Está vinculado con una concepción litúrgica que entiende que la presencia divina se extiende también a la Primera Mesa.

- Y justamente allí es donde aparece el segundo tema, el telón de fondo, y es la idea de las dos Mesas, las dos presencias Divinas de las que hablamos. Dios, más específicamente Cristo, está presente tanto en la Palabra como en la Eucaristía. Esta idea de la presencia divina en la Palabra es de indudable origen judío. Los protestantes (los que mantienen la eucaristía), tomando de la misma fuente judía la cuestión, hablaban de una presencia idéntica de Cristo en la Palabra como en la Eucaristía. Y el Concilio reorientó la liturgia en un equilibrio entre la “Liturgia de la Palabra” y la “Liturgia de la Eucaristía”.

El segundo de los temas, tal cual lo dijimos en su momento y pensaba profundizar, tiene un costado que puede ser provechoso (y ya en los padres hay figuras parecidas como la de los dos altares) pero resulta nefasto en su conclusión, aplicación e implicancias.

Pero volviendo a Bouyer, lo que lo hace particularmente interesante para mi visión, es su profunda inquietud (que comparto aunque con visiones distintas) por el mundo judío. En este contexto, el texto que trae Wanderer muestra este conocimiento y manejo de la tradición judía por parte de Bouyer.

El mundo es, en principio, una proyección viviente y libre de las Ideas de Dios, las que se encontraban reunidas hasta ese momento en su Logos divino.

Este párrafo (todo el texto en realidad), es el núcleo de la Tradición rabínica y de múltiples interpretaciones y sobre el cual ya hablamos: Dios crea al mundo mirando la Torá (donde Torá no es otra cosa que el Logos divino).

Y por eso decíamos (y dice Wanderer que lo ayuda a entender a San Juan y a San Pablo) que no en vano es el lenguaje que reciben los mismo evangelistas. Allí lo dijimos del Génesis pero el hilo aparece a lo largo de todos los evangelios.

Esta concepción judía es la que otorga un sentido crucial a la presencia real de Dios en la Torá (en cuanto no es otra cosa que el Lgos) y, redoblando la idea ya en una versión gnóstico-cabalista, la presencia de Dios en el Mundo que termina en una forma de panteísmo (o panenteísmo en otras de sus versiones). Y por esta razón me parece acertadísimo (cuando no) el comentario del Coronel en cuanto a una posible materialización de todo, incluso de lo espiritual a partir de una mala lectura del asunto.

Y es que curiosamente (y por eso estas ideas gnóstico-cabalíticas pegan tan bien con la onda new age y porquerías) esas espiritualizaciones místicas terminan (o pueden terminar) en formas de materialismos.

No digo que esto último se desprenda de lo de Bouyer ni mucho menos, aunque es un riesgo que aparece muy cerquita. Como todo en los grandes misterios: un pequeño error nos manda disparados a la estratosfera.

En fin, sólo quería dejar la estaca marcada.


Natalio


viernes, 7 de enero de 2011

La Embajada es bien católica ¿y el Estado?

Uno de los blogs que más me gustan es la Embajada, o según su nombre verdadero: Embajador en el infierno. Me parece genial el estilo, la forma, la mirada y la gracia. Me resulta además muy divertido como presenta a la familia y, más en general, como viven familiarmente su catolicidad. Otra cuestión que admiro particularmente es correcta incorrección política, es como si de verdad hubiera nacido en una embajada (que a lo mejor nació… no tengo ni idea).

En fin, me parece un blog genial y valga esto como presentación del Blogroll.


* * *

Hace unos días, a raíz de unas declaraciones del Kiko (que no es el del Chavo) se armó allí una discusión donde se hablaba de la catolicidad o no del estado, de la patria, del gobierno, etc.

La verdad es que no he estudiado estos temas y ni siquiera pienso mucho en ellos. Esto lo digo con total sinceridad para que se vea de dónde viene lo que se dice.

Allí comenté, y aquí lo sostengo (conciente de que es una idea que “juega” contra muchos intereses “de nuestro lado”), que no se puede hablar hoy de un “Estado católico”. El Estado de hoy me parece que no puede, y tampoco debe, llamarse católico. Todo esto tomando la noción de Estado actual, tanto de la filosofía política cuanto de la experiencia política actual. El Estado actual es un Estado Soberano, un Monstruo Gigante que pone condiciones y transforma realidades. El Estado Actual es el Gigante de pies diminutos de la Escritura. El Estado actual no es, como decían los maestros, un todo accidental sino un todo substancial.

En este contexto, el hablar de la catolicidad del Estado o luchar por el Estado Católico me parece que es darle de comer a la fiera. “El Estado decide que es Católico”. “El Estado decide que la ley positiva se debe fundar en la ley natural”. Si el Estado puede decidir una cosa puede, con el mismo derecho y razón, decidir lo otro. El Estado, a través de su Soberanía tiene su propia Voluntad (todo con Mayúsculas), y su Voluntad es Soberana aún cuando, en su infinita Bondad, reconozca otra Voluntad Superior.

Y el mismo engaña pichanga de siempre: las cosas son buenas porque el Estado las quiere o el Estado las quiere porque son buenas. Y siempre ahí. El Estado con sus tentáculos arrastra y decide sobre cada rincón de la vida, el pensamiento o incluso la espiritualidad del ser humano.

Y las constituciones actuales son papeles que hablan sobre algunas cosas que el Estado decide o no decide. Y si algo le queda de constituciones verdaderas (que cada vez lo pongo más en duda) eso sólo vale como simple tópico argumentativo sujeto, por supuesto, a tantas interpretaciones como malas ideologías necesiten de su uso.

Aquí es donde, luego de tantas derrotas y frustraciones, creo que los católicos (entre tantos otros) deben replantearse el tipo de combate que están dando. Porque la impresión es que, mientras juguemos con sus herramientas, mientras mantengamos a la bestia en pie, siempre vamos a perder. Hay luchas y debates que creo que hay que replantearse. En este marco ¿quiero que una constitución hable del derecho a la vida? Porque si permito la discusión, su tratamiento y su inclusión ¿cómo impido luego su discusión, su tratamiento y su exclusión? ¿No estamos mezclando cosas? Se pretende a veces usar el argumento de la mayoría “somos más los que estamos contra el aborto” “somos más los que estamos a favor de la familia”. Pongamos que somos ¿y si no lo fuéramos?


* * *

Otra cuestión se plantea si tomamos la noción tradicional de “estado”. Y aún en ella creo que hay que ver y afinar con muchísimo cuidado el alcance y sentido de la expresión “catolicidad del estado”.

Para el que quiera acercarse a estas cuestiones de filosofía política y desentrañar las diferencias entre Estado, Patria y Nación (de acuerdo a lo que se discutía en la embajada) así como conocer una tradicional y verdadera noción de estado puede leer del Profesor Félix Adolfo Lamas:

Patria, Nación, Estado y Régimen en un texto didáctico para estudiantes de derecho constitucional (es decir, me parece que es más didáctico porque no está adaptado a estudiantes de filosofía o filosofía política).

Casi como un dato pintoresco, pueden acceder al mismo texto en su versión original (tiene algunos cambios y le faltan agregados) de 1982 con glosa y comentarios de Rafael Castella Santos en el blog: A casa de Sarto. En la versión original eran diversas editoriales de la Revista Moenia.

Glosando a Félix Lamas el Estado: parte 1, parte 2, parte 3.

Glosando a Félix Lamas la Nación: part1 y parte 2.

Glosando a Félix Lamas la Patria: parte única.

Como verán existe cualquier cantidad de información a sólo un click de distancia. Internet tiene muchas cosas malas ¡pero cuántas buenas!

Natalio